LA SALUD REPRODUCTIVA Y LOS DERECHOS HUMANOS.

Los derechos humanos (DH), son una facultad de exigir a un tercero una determinada conducta. Son la expresión de ciertos valores: dignidad, libertad e igualdad. Se refieren a los derechos de los ciudadanos frente al estado y la comunidad internacional. El estado, debe garantizar el acceso a estos derechos sin discriminación y ser responsable de su protección o de su violación.

La Salud Reproductiva (SR), es decir, el estado general de bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia en todos los asuntos relacionados con el sistema reproductivo, sus funciones y procesos, se enmarca dentro de los DH, para todas las personas que conforman una sociedad, esta debe permitir, disfrutar una vida sexual satisfactoria y sin riesgo de procrear. Igualmente, el derecho a recibir servicios adecuados de atención de la salud que permitan el embarazo y los partos sin riesgos y den a la pareja la posibilidad de tener hijos sanos. La atención en salud reproductiva se refiere a la constelación de métodos, técnicas y servicios que contribuyan al bienestar, previniendo y resolviendo los problemas de SR Dado que el ser humano es el centro de acción del Estado, el cuidado de la salud debe hacerse hoy dentro de los lineamientos de los DH. Ello implica, igualdad de trato y no discriminación en la atención de la salud. Según las conferencias de ONU del Cairo y Beijing en 1994 y 1995 se cubre el acceso a los métodos reproductivos médicamente asistidos, incluidas las tecnologías diseñadas para tratar la infertilidad y permitir a la parejas infértiles tener hijos, por lo tanto, las tecnologías de reproducción asistida deben ser consideradas dentro de los derechos humanos con el objetivo de superar los problemas de infertilidad en la pareja.

La SR es diferente de otros campos de la salud, la reproducción humana; es el medio por el cual cada persona y cada sociedad se perpetúan a sí mismo y a sus tradiciones, prácticamente ninguna sociedad, cultura o religión ha sido neutral frente al tema de la reproducción humana. Los avances y progresos en la reproducción humana asistida desde el año 1978 con el primer nacimiento por fecundación in vitro son sorprendentes y basados en las mejores evidencias médicas que soportan sus indicaciones y usos. Sin embargo, existen grandes deficiencias en la atención en SR y con ello una violación de los DH no solo en la mujer, sino en su pareja.

Referencias:

1. Derechos Sexuales y Reproductivos. Luis Távara-Orozco. En Tratado de Reproducción Humana

2. Asistida. L. Noriega-Hoces, Llerena-Cana, G, Prazak-Krofta. Editores. Primera edición. Cap 2. 2013.

3. UNFPA. Conferencia internacional de población y desarrollo. El Cairo. 1994.

4. ONU. Declaración y plataforma de acción: Cuarta conferencia mundial sobre la mujer. Beijing

No Comments

Post A Comment